Fundas para Sillas de comedor, 6 Razones para tenerlas en casa

Fundas para sillas de cocina

Hola, bienvenido a este post, vengo a hablarte de fundas para sillas de comedor, y sus 6 razones para tenerlas en vuestras casas.

No importa el nivel de experiencia que tengas, tanto si eres persona que le gusta el bricolaje, el diseño, confección, costura, Diyer, tapicero(a), sin importar cuál sea tu hobbie, afición, o gusto, todos podemos llegar a desarrollar nuevas destrezas o habilidades, y con ellas crear tus productos.

Con los materiales, las herramientas y las ganas de hacer algo que realmente sea de gran utilidad para tu hogar, de seguro estarás de acuerdo que siempre vale la pena intentar el cambio de las sillas de comedor.

¡Quédate leyendo este post, y descubre 6 razones para tener fundas para sillas de comedor en tu casa!

Fundas para sillas, ¿Qué son?

Las fundas para las sillas, dependiendo del país o cultura se le conocen como forros, e tapicería de poner y quitar rápidamente. Eso se puede depender de las necesidades de cada persona a la hora de implementarlas en las suyas propiamente.

En efecto, estas son una tela que se adosa al asiento o inclusive dependiendo del modelo al espaldar también.

Son un elemento adicional del cual puede gozar vuestras sillas, que también puede tener ciertas funcionalidad que más adelante detallaremos.

Fundas para sillas, una integración de diseño

Características comunes de las fundas para sillas

Las fundas empleadas en sillas tienen diferentes características veamos algunas:

1.- Son elementos que como sabemos son opcionales, y mayormente se colocan ajustados al contorno de la silla.

2.- Son ajustables con diferentes métodos: con tiras de tela de la misma funda, velcro o cierre mágico, e inclusive con gómas elásticas.

3.- En cuanto al diseño, pueden ser: combinados, unicolor, una sola pieza para asiento y el respaldo, o solo asiento.

4.- Los materiales pueden ser desde la tela más sencilla, hasta la más sofisticada con entramados y diferentes matices, por lo que debes tomar en cuenta el color predominante del ambiente del comedor, o si ya lo tienes claro fabuloso.

Fundas para sillas 3 métodos de ajuste

El método para ajustar fundas, va a depender del tipo de silla de comedor que tengas, ya que entre uno u otro la diferencia radica en el tipo de material que uses para darle ajuste o fijación.

Fijación de las fundas para sillas con:

Amarres tipo lazo: Suelen ser amarres ocultos o escondidos en la parte posterior del asiento, donde finaliza el respaldo. Por el tema de lo estético se usa la misma tela para disimular la fijación.

Velcro o cierre mágico: Esta es una opción de fijación más rápida de colocar, debido a que el ajuste es tan solo aplicando una mínima tensión sobre las telas a unir y luego, colocar un velcro contra el otro.

Gómas elásticas: Este tipo de fijación es muy práctico al igual que las anteriores, pero se requiere menos esfuerzo que las anteriores, ya que solo se trata de vestir la silla del comedor e ir estirando un poco más la goma para que quede en el lugar correcto.

Fundas para sillas de cocina con velcro, lazos, goma elástica y botones

Materiales más usados en las fundas para sillas

Hablemos ahora del material que puedes ocupar para tus sillas de comedor:

Tela estampada con diferentes matices a rayas, flores, unicolor desde colores fríos, cálidos, vívidos, colores pastel entre otros.

Desde luego, si esta funda será para una silla de comedor, por la cantidad de personas que le dan uso o comensales, si son niños o adultos será más recomendable un tipo de tela más que otras, lo mismo pasa con los colores.

Siempre es recomendable el uso de telas resistentes y que su composición de colores al menos simule cualquier sucio o contacto que pudiera haber con líquidos y sólidos al momento de comer, recomendamos mucho la tela tipo lona, ya que por sus fibra textil de fabricación la convierten en una de las más ideales para este propósito.

Aunque la lona es una tela bastante resistente, también al tacto, puede ser un poco más corrugosa y menos adaptables a muebles curvos, que otras de uso en la tapicería de cojines y muebles, suelen ser más suaves y maleables.

Ahora, es el momento de analizar 6 razones para tener fundas para sillas de comedor

6 Razones para tener Fundas para sillas de comedor

1.- Sirven de protección a la tela original.

2.- Si usas algunas telas impermeables, los proteges contra líquidos que por algún motivo puedan llegar a salpicar el mueble.

3.- Sirve de elemento decorativo.

4.- Se pueden lavar con mayor frecuencia que dejando las sillas sin fundas.

5.- Puedes hacer tanta combinaciones de diseños como gustes.

6.- Sirven para mejorar el estado de ánimo si cuentas con 2 o más fundas, o ya sea que desees usarlas en diferentes ocasiones o reuniones sociales.

Muy bien, tal como vimos con estas 6 razones, tal vez ya estés pensando en emplearlas en tus propias sillas de comedor.

¡No dejes para después lo que puedes hacer ahora!, si decides hacerlas por ti mismo(a), considera el uso, materiales y las ocasiones que vayas a emplearlas.

Sin lugar a dudas, las fundas son un recurso útil que te permite ahorrar tiempo y dinero, a su vez sirven como elemento decorativo.

Estos otros temas pueden ser de tu interés:

  1. Cómo Quitar el Barniz de la madera con 4 técnicas empleadas en la carpintería 🎯
  2. La Laca para Madera 6 consejos que te ayudaran en tus trabajos
  3. Restaurar madera por ti mismo, 6 consejos y recomendaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.