Cemento de albañilería o mortero, conoce estos 5 consejos a rendirlo correctamente 🎯

Dosificar-el-cemento

Cada vez son más las personas que quieren rendir el cemento de albañilería o mortero y correctamente, es por ello que hoy al igual que tú teníamos estas mismas interrogantes. Hay un dicho que dice: «Preguntando y preguntando se llega a Roma».

Hoy, tengo el gusto de ayudarte en el proceso de cómo dosificar o rendir el cemento al momento de trabajarlo en un mortero, y es por ello que he reunido algunas respuestas en estos X consejos, que te pueden ser de mucha utilidad.

Además, en este post he considerado algunas situaciones particulares que se puede ocupar el cemento, y así podrás ir trabajando tus proyectos.

Antes de que veamos los consejos, analicemos juntos: ¿Qué es el cemento? ¿Qué propiedades y características generales tiene el cemento? ¿Cuáles son los tipos de cemento que se conocen?

¿Qué es el Cemento?

El cemento o concreto premezclado, como usualmente se le conoce, se consigue hoy día en diferentes partes del mundo en diferentes presentaciones de tamaño y por tipo o composición.

Muchos en algún momento nos hemos preguntado que es el cemento, es un polvo color gris en el algunos casos y blanco en otros, de grano muy fino, el cuál se obtiene de un proceso industrializado a través de la calcinación a 1450°C en hornos para este fin, y en el se mezclan varios ingredientes fundamentales entre ellos:

Arcilla, Piedra Caliza, Mineral obtenido del hierro, y luego se loga con otros aditivos, este da paso a una formación de un nuevo compuesto llamado Clinker, que es un conglomerante al material capaz de unir fragmentos de uno o varios materiales y dar cohesión al conjunto mediante procesos químicos en su masa, que originan nuevos compuestos.

Por tal motivo, el cemento es una forma de conglomerante que es muy utilizado como medio de unión, y en otros casos formando pastas llamadas morteros o argamasas.

El cemento es el ingrediente universalmente conocido como el concreto premezclado. Ya sea en sacos o a granel, de alta calidad para diferentes necesidades de construcción.

Propiedades y Características del cemento

Entre las propiedades principales del cemento, es que es una sustancia mezclada con diferentes materiales extraídos de la tierra y otros aditivos, con la finalidad de comportarse como un medio de unión, y luego de secarse se convierte en un elemento sólido de alta resistencia a golpes y calor entre otras.

Se caracteriza por ser un producto originario de calcinación a más de 1400 grados celcius de temperatura, y forma parte del primer tipo de conglometarante más usado en construcción de obra civil como: Construcción de casas, apartamentos, puentes, revoques de paredes, suelos, placas, columnas, paredes y muchas otras más.

Tipos de cementos

El cemento que mayormente conocemos es el gris y el blanco, pero puede resultar insuficiente buscarlos en las ferreterías o tiendas de ventas de materiales de construcción, esto es debido a que se pueden clasificar de la siguiente forma:

Cemento Tipo I:

Este tipo de cemento es el suele concerse como de uso general, y es muy conveniente como cemento multipropósito siempre y cuando no se requiera propiedades específicas que si poseen los otros cementos.

Su aplicación principalmente es en suelos, pavimentos, puente, tanque de agua, mampostería y en concreto prefabricado.

Tipo II:

Es un tipo de cemento el cuál se le cataloga como moderado debido a la resistencia a sulfatos y al calor de hidratación.

En tal sentido, este tipo II se puede utilizar en obras normales y en otras expuestos a suelos o agua subterránea donde la concentración de sulfatos o el calor proveniente de la hidratación sean más elevados de lo normal pero, no son severos.

Este cemento posee propiedades de moderada resistencia a sulfatos porque contiene no más del 8% de aluminato tricálcico. El cuál sirve, para controlar el ataque al concreto se debe emplear el cemento tipo II acompañado de uso de baja relación agua – material cementante y baja permeabilidad.

Tipo III:

Se le conoce particularmente a este tipo de cemento como de altas resistencias iniciales, aunque muy parecido al tipo 1 si tiene algunas diferencias.

De hecho, recibe esa tipificación debido a que ofrece alta resistencia a momentos tempranos, normalmente una semana o menos. Este es similar al cemento Tipo I con una clara diferencia, que sus partículas se muelen más finamente, por lo que es usado cuando se necesita remover las cimbras (encofrados) lo más temprano posible o cuando la obra será puesta en funcionamiento prontamente.

Tipo IV:

Suele usarse en obras o estructuras masivas para lograr bajo calor de hidratación un buen endurecimiento, pero con un fraguado más lento.

Es decir, se usa donde se requiera, pero principalmente donde se deba minimizar la tasa y cantidad de calor generado por la hidratación. Por lo tanto, este cemento desarrolla la resistencia en una tasa más lenta que los otros tipos.

Se puede usar en estructuras de concreto masivo donde la alta temperatura deriva del calor generado durante el endurecimiento y este deba ser minimizado.

Cemento Tipo V:

De forma parecida a los anteriores tipos posee propiedades ideales para ser empleado en aquellas obras donde se requiera una alta resistencia a sulfatos.

Mayormente se ocupa en todos aquello concretos que quedan expuestos a la acción severa de sulfatos, principalmente donde el suelo y el agua subterránea donde hay mayor concentración de estos. La alta resistencia a los sulfatos de este cemento se atribuye al bajo contenido de aluminato tricálcico, no excediendo el 10%.

Inclusive este tipo de cemento V sería muy difícil soportar una exposición alta a sulfatos, si no contase con el uso de una baja relación en los materiales cementantes y la baja permeabilidad ya que en esí estos son los más fundamentales para el buen desempeño en obras y estructuras expuetas directamente a los sulfatos.

5 Consejos para rendir el cemento de albañilería

Como sabemos, el cemento de albañilería, es utilizado principalmente para las construcciones que demandan poca resistencia a la presión, ya que, este material se encuentra formulado con cemento y arena

Por tal motivo, te recomendamos seguir paso a paso estos consejos para rendir el cemento de albañilería de la mejor forma posible.

1.- Tener una buena planificación es lo que hará la diferencia en mantener el presupuesto y cuidar que el rendimiento de los materiales que se usarán en la construcción sea siempre la más óptima.

2.- El cemento es muy versátil como material pegante y dependiendo de la concentración en que lo uses se tornará más o menos fuerte la mezcla.

3.- Podemos utilizar el cemento en el pegado de ladrillos, bloques, frizado, resanes, losas, aplanados y en todos aquellos trabajos en los que no se requiera una elevada tolerancia a la compresión.

4.- Toma en cuenta que para un metro cúbico son mil litros y se requiere por lo menos un mínimo de 3 o 4 ingredientes principales para una correcta elaboración del cemento de albañilería, que alcance perfectamente para un metro cúbico:

Un metro cúbico de cemento ofrece una resistencia de 150 kg/cm2, por lo que en obras y construcciones se sigue las siguientes recomendaciones, usar 6 Sacos de cemento, 29 Cuñetes de Arena, 34,5 cuñetes de grava, y 13,5 cuñetes de agua.

Es súper interesante que a partir de esa referencia ya podamos ir determinando cómo dosificar o rendir de la mejor forma el cemento junto con el resto de los materiales.

Hagamos un ejemplo: Una persona requiere una columna que mida 3 metros de alto, 30 cm de ancho en metros es (o.30m) y 50 cm de largo en metros es (0.50 m), tal como se aprecia en la imagen de abajo, lo que se debe hacer es el producto del área de la base por la altura es decir:

cálculo-de-área-y-volumen-para-determinar-la-cantidad-de-cemento-arena-grava-y-agua-se-necesita-para-una-columna

5.- No exceder la cantidad de agua en la mezcla, ni disminuir las proporciones de cemento ya que esto puede contribuir con que se comprometa la dureza o resistencia a la compresión de la obra que se esté ejecutando.

A continuación te dejo una tabla de dosificación del cemento según sus usos, recordando que un cuñete equivale a 19 Litros o 5 Galones de capacidad.

Dosificación-del-cemento-según-algunos-usos-comúnes

Conclusiones y recomendaciones a la hora de trabajar con cemento

Todos queremos alcanzar una mezcla ideal ya se para revovar, hacer bases, colúmnas, viga coronas, pegar bloques y tener un paso a paso sería la gran diferencia entre hacerlo correctamente e improvisar.

  • Por lo que, es muy recomendable preparar la mezcla en superficies límpias y libres de escombros y suciedades.
  • Agrega la cantidad de agua necesaria de acuerdo al volumen de mezcla que se desea, pero hazlo en pocas cantidades a la vez, ya que si viertes en exceso tendrás que incorporar más cemento y arena.
  • Mezcla hasta lograr una consistencia manejable y homogénea
  • Almacena los sacos en un lugar cerrado, limpio y libre de humedad.
  • Alménalos de tal forma que los primeros sacos que entran sean los primeros que salgan del almacén o lugar donde los coloques.
  • No los coloques directamente sobre el piso, utilizando una tarima o algo similar.
  • Evita que los sacos se mojen

Ahora, que conoces estos 5 consejos para rendir el cemento de albañilería, así como algunos usos comunes, y los cuidados de su almacenaje, ya puedes ir intentando hacer esos proyectos con cemento que tanto hacen falta en casa.

Si aún no haz podido leer el artículo anterior, en el que hablo sobre: ¿Cómo hacer un lavabo de cemento moderno marmolizado?

cómo-hacer-un-lavabo-de-cemento-moderno-efecto-mármol  cómo-hacer-un-lavabo-de-cemento-moderno-aplicando-el-tinte

FAQ´s

Esta sección trata sobre preguntas frecuentas, que otros lectores se hacen sobre este tema o que al menos guardan relación y dentro del post no se había podido responder y que te pueden resultar interesantes leerlas.

De a cuerdo a la historia, el cemento ha sido el principal material de construcción empleado por la humanidad, puesto que los cementos portland y sus derivados están formados, técnicamente, por mezclas de caliza, arcilla y yeso, que de hecho, son minerales muy abundantes en la naturaleza.
Lo cierto es que en la cultura griega y romana desde las epocas 6000 aC ya se había comenzado a implementar los primeros morteros a partir de minerales que se obtenían de la tierra y que sirvieron para dar paso a las primeras obras construcctivas de la civilización Europea.
Por su puesto, con la llega de la indutrialización se fueron creando patentes de hormigon alrededor de marcas como Portland cement en los años de 1824 dC y allí en adelante todo ha sido súper más acelerado y eficaz.